¿Qué ve usted cuando entra en un aula de Input Comprensible? Empecemos por el diseño y la decoración del espacio. Un aula de Input Comprensible no es muy diferente a otras aulas, sin embargo, sí existen algunos detalles que comúnmente se ven en este tipo de aulas.

Por ejemplo, usted notará que todas las “decoraciones” en las paredes se usan frecuentemente como herramienta para la adquisición de la lengua. No están ahí para decorar. Si un cartel, por ejemplo, no se usa con frecuencia, puede convertirse en contaminación visual.

Otro ejemplo importante es la organización de los escritorios de los alumnos. Los escritorios están organizados de tal manera que le permita al profesor tener fácil acceso a cada uno de los estudiantes. Es más, algunos profesores prefieren no usar escritorios, y es común ver aulas solo con sillas.

El profesor, en realidad no enseña el idioma, solo proporciona un ambiente ideal, sin estrés, sin miedo, y ofrece oportunidades para que los estudiantes adquieran la lengua.

El diseño del aula es importante, pero la esencia del Input Comprensible está en la pedagogía. Cada docente tiene su propio estilo de enseñar usando Input Comprensible, pero al observar con atención, se dará cuenta que el profesor entiende que el idioma se adquiere a través del oído y de la lectura.

Comprende que el Input Comprensible es lo único que permite la adquisición del lenguaje. Sin el Input Comprensible no hay adquisición del lenguaje. El profesor, en realidad no enseña el idioma, solo proporciona un ambiente ideal, sin estrés, sin miedo, y ofrece oportunidades para que los estudiantes adquieran la lengua. Los estudiantes leen, escuchan y descifran el lenguaje. Las reacciones, gestos y respuestas de los alumnos le permiten al docente saber si están entendiendo.

Antes de producir lenguaje, el estudiante debe leer y escuchar mucho. 

Es muy sencillo, el profesor crea un ambiente de baja ansiedad, y proporciona información comprensible a sus estudiantes. En la clase de un profesor eficaz, los estudiantes leen y escuchan mucho. Sin embargo, no quiero dar la impresión de que no hay output en este tipo de aulas, pero lo cierto es que, obligar a un estudiante a que hable, no ayuda en nada a la adquisición del idioma. De hecho, puede perjudicar el proceso. Cuanto menos se obliga a hablar, más quieren hablar. Antes de producir lenguaje, el estudiante debe leer y escuchar mucho.

En un aula de Input Comprensible usted observará que los estudiantes pasan aproximadamente el 75% del tiempo escuchando y leyendo mensajes comprensibles

Por lo general, en un aula de Input Comprensible usted observará que los estudiantes pasan aproximadamente el 75% del tiempo escuchando y leyendo mensajes comprensibles, 20% hablando y escribiendo, y solo el 5% de su tiempo se dedica a hablar sobre la lengua (gramática) y memorización.

Al salir del aula usted tendrá claro que el Input Comprensible no es una estrategia o un método. Entenderá que es simplemente un mensaje que el oyente puede entender, y que, si el estudiante comprende el mensaje, entonces está recibiendo Input Comprensible, y por lo tanto está adquiriendo el idioma. El Input Comprensible es la única manera como se adquiere el lenguaje. Sin Input Comprensible no hay adquisición del idioma.